Después de la Alimentación

  • Vierta una cantidad previamente medida de agua en la jeringa o bolsa de preparado antes de que la última parte del preparado descienda por la sonda. Esto evita que entre aire al estómago.
  • Desconecte la jeringa o el conjunto de suministro y cierre el orificio de alimentación.
  • Antes de volver a utilizar la bolsa de preparado, lávela con agua tibia y séquela.
  • Lave la bolsa y los tubos cada 24 horas.
  • Si ciertos residuos del preparado se adhieren al interior del tubo, ponga a remojo la bolsa y el tubo en una solución a partes iguales de vinagre blanco y agua.

Deja un comentario