Método por Gravedad

Para la alimentación por gravedad se utilizan bolsas con reguladores manuales de flujo. El único equipo adicional necesario es un soporte IV.

El preparado puede obstruir la sonda o circular deficientemente a tasas inferiores a 100 ml por hora, y la cantidad suministrada es a menudo inexacta. Cuelgue la bolsa unos 60 cm por encima de la sonda. Controle el flujo al comienzo de la alimentación, y vuelva a comprobarlo pasados unos minutos. Probablemente sea más lento y necesite ajustarse. Para prevenir las obstrucciones, lave la sonda G con agua hervida tibia cada seis horas para mantener su permeabilidad (ver Fig. 9)

Deja un comentario